+

Vivienda en Pla del Remei

Arquitectura interiores

Cercano al Mercado de Colón, el emblemático edificio modernista, y situado en pleno Barrio Pla del Remei, se encuentra este proyecto cuyo programa quiere ofrecer una vivienda de calidad, cómoda, con espacios agradecidos y cálidos como un oasis en el casco urbano de la cuidad.

La vivienda se aloja en el chaflán de la manzana que responde a la tipología del ensanche. La orientación Norte y la ubicación privilegiada en esquina permiten que la luz incida de manera constante y uniforme, bañando todo el interior de la vivienda a lo largo del día.

El proyecto hace una distinción entre espacios sirvientes y espacios servidos, espacios húmedos y espacios secos. Esta diferencia se plasma a través del pavimento y la geometría: el salón-comedor y los dormitorios se adaptan a la curvatura del chaflán mientras que la cocina y los baños se sitúan al interior, desembocando a los patios interiores característicos de esta tipología. La circulación se realiza mediante un eje longitudinal en el que se adhieren las estancias desde lo más público a lo más privado.

La geometría dura de la vivienda se dulcifica con una curva, presente en el falso techo y en el encuentro del recibidor con el salón, rectificando el espacio y evitando detalles angulosos. Esta forma ondulada acompaña al visitante hacia la cocina, abrazando finalmente el espacio del office.  

Unas lamas de madera dan la bienvenida y entremezclan llenos y vacíos para generar una separación visual entre el acceso y el salón. Estos elementos se repinten en distintos puntos de la vivienda y se utilizan como recurso compositivo para generar límites y unidad de conjunto.

Se establece un juego de volúmenes y alturas en los falsos techos, alojando las conducciones de aire acondicionado, instalaciones y generando oscuros para ocultar sistemas de protección solar y luminarias. Es justo en el encuentro de la fachada con el falso techo donde aparecen de nuevo las lamas, pero esta vez en horizontal, tomando forma de cortinero.

En el salón se diferencian zonas de estar, comer, lectura, estudio y trabajo. Esta segregación permite un mayor disfrute del espacio y aprovechamiento del mismo. El mobiliario escogido responde a la misma línea arquitectónica a la que se acoge el proyecto, siendo un recurso que potencia la identidad del proyecto.

La cocina en forma de U con una isla central, permite distinguir los usos y las zonas de trabajo, almacenaje, limpieza, cocción y lavadero. Una estructura de acero sobre la isla, sostiene la campana extractora que se integra en la estancia y se convierte en una pieza que articula el espacio y que adquiere valor en sí misma.

Cada estancia va acompañada de una pieza de almacenaje integrado, una armariada de madera lacada y una hornacina de madera, que además de ser funcional, aporta carácter y unidad al conjunto.

En el dormitorio principal, el baño se incorpora en dos zonas: una más abierta de aseo con lavabo doble y bañera- jacuzzi, y una parte más privada con inodoro, bidé y ducha. En el lado opuesto se sitúa la cama junto con el vestidor. Una pieza de almacenamiento central actúa como tocador y asiento de lectura, separando ambos espacios.

El equilibrio entre los materiales, siempre dentro de una línea sobria y elegante, ayuda a crear espacios con una atmósfera determinada, fácilmente personalizables por el cliente. Las texturas, los colores, los materiales, los espacios, el mobiliario y la luz generan armonía y favorecen a que el proyecto se vea como una unidad.


Localización: El Pla del Remei, L´Eixample, València, España
Año: 2019

Proyectos relacionados