+

Vivienda en Blasco Ibañez

Arquitectura interiores

El proyecto se ubica en una de las mejores zonas de Valencia, y ocupa integramente la planta 10a de una torre de 16 alturas.

Con una superficie de 332m2 construidos la distribución original respondía a una forma de vida totalmente superada, basada en espacios pequeños altamente compartimentados y separados en una zona de servicio y una zona noble, largos y estrechos pasillos con poca o nula iluminación natural daban paso a una multitud de habitaciones.

El objetivo principal del proyecto es modernizar la vivienda adaptandola a un estilo de vida actual, donde se produzcan transiciones suaves entre distintos espacios de uso e introduciendo la cocina como una zona de uso habitual conectada con las piezas más nobles de la vivienda.

También se intenta poner en valor la estructura del edificio, siendo éste una torre de 16 alturas con pilares de acero inoxidable y núcleo central de hormigón armado para resistir esfuerzos de sismo y viento. Para ello se saca a la vista gran parte del hormigón armado, dejandolo en su estado más primario, y se mantienen los pilares de acero vistos tratandolos con una pintura ignifuga.

El confort en la vivienda era otra de las premisas, se instala un aire acondicionado por conductos en toda la casa con sistema Air Zone de control de zonas, y suelo radiante en toda la vivienda.

Se concibe una zona de acceso que distribuya a todas las zonas de uso diurno (cocina, comedor, zona de juegos, sala de estar...), concibiendo las zonas comunes como un espacio fluido y flexible.

El paso a las habitaciones hasta la zona de habitaciones se produce a través del salón pero acotándolo con un mueble a medida que sirve de filtro permeable. El hormigón visto acompaña desde el acceso hasta la zona de noche, remarcando su potente textura mediante una luz rasante oculta en un oscuro practicado en el techo.

La zona de estar se compone con un suelo de madera con mucho carácter donde se pueden observar los nudos de la madera y un relieve heterogéneo, paredes en tonos neutros blancos y grises e introduciendo el color en el mobiliario.

Se opta por dejar el falso techo de pladur intacto no introduciendo ninguna luminaria empotrada, y se soluciona toda la iluminación con el diseño de un oscuro que soluciona la ubicación de estores enrollables y la iluminación.

La cocina es una de las piezas donde los materiales adquieren más importancia, las encimeras de Solid Surface de la marca Franke con dos fregaderos integrados, y los muebles con acabado lacado en blanco combinan con el suelo de gres porcelánico rectificado de gran formato con color cemento, el office aparece como una continuación de la cocina pero los muebles pero introducen madera natural generando un espacio más acogedor.

Junto a la cocina aparece una zona de servicio a modo de pequeño apartamento con habitación y baño.

El comedor se ubica junto a la cocina, pudiendose ésta cerrar mediante dos grandes puertas correderas de suelo a techo con guía integrada en el techo.

La zona de noche se distribuye en tres habitaciones un espacio abierto con función de estudio o salón privado y dos baños.


Localización: Valencia
Año: 2014

Proyectos relacionados